EL AJUSTE QUIROPRACTICO
El ajuste quiropráctico generalmente consiste en un ajuste manual, es decir un movimiento de presión con las manos,  y en ocasiones se hace uso de instrumentos como el activador.
Durante el Ajuste las vértebras subluxadas son alienadas y regresan a su posición restableciendo el flujo nervioso, adquiriendo el máximo potencial de curación.
Cuando la columna se restablece a través de los ajustes quiroprácticos, las irritaciones a lo largo de la médula espinal tienden a desaparecer o disminuir  de forma que el sistema nervioso funcione sin interferencias restableciendo la vitalidad del cuerpo.
La Quiropráctica ha mostrado beneficios y mejoras en diversas condiciones:
  • Problemas musculo esqueléticos: lumbalgias, hernias discales, escoliosis, migrañas, vértigos
  • Problemas orgánicos: asma , estreñimiento, cólicos
  • Problemas emocionales: depresión, ansiedad, hiperactividad.
Tras identificar las interferencias en una primera etapa donde pueden ser necesarios varios ajustes quiroprácticos para confirmar que las vértebras han regresado  a la posición correcta, el número de ajustes disminuirá y pasará entonces al estado de cuidado de salud, donde el Quiropráctico efectuará controles periódicos para asegurar que la columna permanece libre de interferencias.
Volver
Facebook
Instagram